Espacios Naturales / Proyectos realizados / Senderos

Un día para no olvidar jamás

El pasado jueves, 4 de diciembre, nos tocó vivir otra de esas experiencias mágicas en el mundo de la educación. El escenario, que ese día estaba magnifico por el sol que lo iluminaba todo, incluso las gotas de rocío con las que no recibió, fue Punta Entinas Sabinar. Los protagonistas, unos profesores valientes, y un alumnado espectacular.

Lo de profesores valientes lo decimos porque se les ocurrió la idea de juntar alumnos de 5º y 6º de primaria del CEIP de Las Romanillas en Roquetas de Mar, y alumnos de 3ª de la ESO del IES Gaviota. En un principio, sobre el papel, parecían dos excursiones en una, dos grupos que podría parecer difícil que interrelacionasen entre ellos. Nada más lejos de la realidad. Convivieron, compartieron, se rieron y disfrutaron juntos durante toda la mañana, aprendiendo y enseñándonos a los adultos, que hay que arriesgarse más.

Lo que les une a estos centros es que ambos pertenecen a la Red de Ecoescuelas de Andalucía, y en ese marco se les ocurrió colaborar, compartir una jornada de convivencia.

Desde un primer momento quisimos hacerle entender que tienen mucho más en común de lo que parece: sus humedales. Aunque estábamos en Punta Entinas Sabinar, Las Albuferas de Adra, aparecieron mucho en nuestros comentarios. No podía ser de otra manera. De esa forma los alumnos del IES Gaviota aportaron todo lo que conocían de su humedal, y les sirvió para comparar lo que estaban viendo. Diferentes orígenes, diferentes condicione ecológicas, diferentes espacios y presiones antrópicas, pero muchas aves en común, parte de su vegetación en común, parte de su importancia para la provincia en común.

El recorrido es el que hacemos habitualmente: Comenzamos en las Salinas de Cerrillos y la Charca de la Gravera por la facilidad para ver las aves sin necesidad de prismáticos y catalejos. A los alumnos les encanta porque desde un principio están viendo animales, lo que a ellos les gusta, con lo que disfrutan. En esta parada les entregamos nuestro cuadernillo “Aprendiendo a mirar Punta Entinas Sabinar” que tantas alegrías nos está dando. Os dejo una foto que nos encanta y que como todas las que os dejamos en esta entrada, las hemos tomado prestadas del Blog del CEIP La Romanilla.

En la foto se ve al grupo de niños observando las aves, y un niño, que por falta de espacio tiene que esperar su turno, mirando atentamente el cuadernillo. Eso es lo que queremos, que el cuadernillo sea útil para cuando no puedan escucharnos, cuando no puedan ver nuestros gestos, para cuando estén solos en casa, para que lleven  a sus padres a conocer Punta Entinas.

La siguiente parada la realizamos en la Puerta del Faro. Una araña tigre nos recibió a la entrada del camino, como si estuviésemos esperando, dispuesta a lucirse en su maravillosa telaraña. Y como el día era magnifico, los flamencos también nos esperaban cerquita, en pequeños grupos para lmostrarse delante de los alumnos. Luego vimos el bosque de lentiscos y sabinas, que como siempre les cuesta identificar porque cuando hablamos de bosque buscan grandes árboles. La forma de estructurarse, sus raíces, la importancia que tiene para la costa es lo que les contamos allí.

Para comer nos sentamos a la sombra, literal, del faro, una de las pocas sombras de las que disponíamos. Allí le contamos la importancia e historia  de los faros, y les contamos historias de barcos hundidos y piratas.

Después nos dirigimos  a Los Alcores, donde, como siempre ocurre, alucinaron con las maravillosas vistas que nos ofrecen. Buscamos fósiles, hablamos de Conan el Bárbaro, de las maniobras americanas, y de un pobre camaleón que algún cernícalo se habría comido.

Para terminar la mañana nos fuimos a la playa, para descubrir la Posidonia, para buscar los “Terosos a la orilla de la playa”, para despedirnos recordándoles, que aunque parezcan que viven muy lejos los unos de los otros, tienen mucho en común. Para nosotros esa es la idea principal que queremos transmitir, una idea que no será la que transmitan en sus casas porque estamos seguros que les hablarán de flamencos, galápagos y patos con el pico azul, pero una idea que confiamos en que florezca, en que de sus frutos lentamente, y que un día sin ellos saberlo, aparezca reflejada en sus acciones, en sus palabras de amor por su tierra y en su afán por defenderla y cuidarla.

Os dejo algunas fotos, como os decíamos antes, prestadas del Blog del CEIP La Romanilla, que por cierto no tenéis que dejar de visitar por la cantidad de actividades que hacen.

Salud y saludos para todos.

Deja una respuesta

Su correo no será publicado.Los campos marcados son obligatorios *